Retrospectiva de Bertrand Tavernier
Director, guionista y productor

Se introdujo en la industria cinematográfica como asistente de Jean-Pierre Melville y comenzó a trabajar como crítico cinematográfico en Positif y la revista Cahiers du Cinéma, cuna de muchos de sus cineastas preferidos como son Jean-Luc Godard, Claude Chabrol y Claude Sautet, de quienes fue agente de prensa. L'Horloger de Saint-Paul (1973) marca su debut como director y guionista en un largometraje, además de dar inicio a la colaboración con su actor predilecto, Philippe Noiret. Entre su filmografía destacan Que la fête commence... (1975), ficción sobre la Conspiración de Pontcallec, Le Juge et l'assassin (1976) y Un dimanche à la champagne (1984). Esta última, una adaptación de la novela de Pierre Bost Monsieur Ladmiral va bientôt mourir. En 1989 dirige La Vie et rien d’autre con Noiret como el comandante Dellaplane. L.627 (1992), Capitaine Conan (1996) y La princesse de Montpensier (2010) son otras de sus afamadas obras.

Ha realizado alrededor de 30 películas, muchas de estas laureadas y nominadas en los Festivales internacionales de cine de Cannes y Berlín, los Premios César y BAFTA. También escritor, ha publicado libros sobre el cine norteamericano, como 50 años de cine norteamericano (1991) y Amis américains: entretiens avec les grands auteurs d'Hollywood (1993), del cual es confeso cultor y crítico.